El primer asesinado del que se tiene registro es Marcelo Pacini. Tenía 15 años. Curioso, el chico se acercó al supermercado de su barrio en Cabaña Leiva, Santa Fe. Víctor Clemente, dueño del comercio, le disparó con su escopeta desde el interior del local. En primera instancia a Clemente le dictaron falta de mérito.