Imprimir esta página
27
Septiembre

Control antidoping para Boca y River

Publicado en Deportes

La Conmebol comenzó a supervisar las semifinales de la Copa Libertadores, y  realizó controles antidoping en los planteles de Boca y River. Ambos equipos se preparan para afrontar el primer duelo el martes próximo, en el estadio Monumental. La revancha será el 22 de octubre en La Bombonera. 

 

 

Por el lado de Boca, los futbolistas fueron sometidos a un control antidopaje sorpresa por parte de Conmebol. Días antes del partido de ida ante River y siguiendo los lineamientos de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que recomienda este tipo de prácticas previo a instancias definitorias de las competiciones, se le tomaron muestras a varios jugadores, cuyos apellidos no trascendieron antes de que comience la práctica en el complejo Pedro Pompilio.

 

En cuanto a la práctica en sí, el entrenador Gustavo Alfaro dispuso un ensayo táctico en el cual Ramón Abila, ya recuperado de una avulsión parcial en el aductor derecho, jugó para los titulares y regresará al equipo de cara al partido frente a Newell's, por la octava fecha de la Superliga. En ese sentido, la otra novedad fue que Esteban Andrada participó del ensayo futbolístico, tras haber dejado atrás una molestia física, aunque también lo hizo Marcos Díaz.

 

Con este escenario, la probable alineación para el encuentro que se disputará el sábado a las 20 es Andrada o Díaz; Buffarini, L. López, J. Alonso, Fabra; Campuzano, Almendra;  Villa, Zárate, Obando; Abila. Entre los grandes ausentes se encuentra otra vez Carlos Tevez, quien perdió terreno en la consideración del entrenador, e iría al banco. El que también quedó entre los concentrados es Eduardo Salvio, que se resintió de su última lesión.

 

Del lado de River, lo jugadores también fueron sometidos a un control antidopaje sorpresa, mientras que el mediocampista Juan Fernando Quintero realizó fútbol formal tras seis meses de sufrir una rotura de ligamentos. El colombiano realizó trabajos de fútbol formal por primera vez al igual que sus compañeros, aunque todavía no tiene el alta médica y volvería a jugar después del Superclásico del próximo martes.

 

El mediocampista ya había realizado trabajos con pelota y ensayos en espacios reducidos, pero no con la exigencia que tuvo en el entrenamiento de este jueves y lo evaluarán a partir de la semana próxima. Tras el mencionado partido ante Boca que se jugará en el estadio Monumental, el cuerpo técnico encabezado por Marcelo Gallardo evaluará cuáles serán los encuentros que el jugador colombiano podría disputar. Quintero sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda en marzo pasado, durante el partido en el cual River derrotó 3-0 a Independiente.

 

27 DE SEPTIEMBRE DE 2019                                             P12