Imprimir esta página
27
Septiembre

Caputo suspendió la obra de un reactor por falta de pago

Publicado en Economia

Caputo S.A., la empresa de Nicolás Caputo, “el hermano de la vida” de Mauricio Macri, suspendió a los 91 obreros que trabajaban en la construcción del Reactor Multipropósito RA-10, del Centro Atómico de Ezeiza. El motivo: reclama una deuda de 215 millones de pesos por parte del gobierno nacional. 

 

 

Los trabajadores denunciaron la situación en un comunicado, en el que consideran a Macri “el responsable directo de esta situación junto a las autoridades oficialistas que dirigen los destinos de la Comisión Nacional de Energía Atómica". Remarcaron que la suspensión de la obra "atenta contra la concreción de un proyecto que se propone cubrir la demanda de radioisótopos de nuestro pueblo y aportar a la mejora de la calidad de vida de nuestros compatriotas".

 

Lo operarios afirmaron además que Caputo quiere el dinero adeudado por el Estado "para aprovechar, sin duda alguna, los últimos meses de bicicleta financiera y trata de imponer condiciones al próximo gobierno".

 

También afirman que “el panorama a futuro sigue cubierto por la incertidumbre” y que “el recorte presupuestario es enorme y el riesgo de privatización de las instalaciones asociadas es inminente". En su página web, la CNEA dice que “la obra civil se inició en 2016, previéndose su puesta en marcha para fines de 2021”.

 

El organismo explica que el RA-10 “asegurará el autoabastecimiento de radioisótopos de uso médico, contando con capacidad para atender buena parte de la demanda de América Latina; consolidará las capacidades para desarrollos tecnológicos de punta en la industria nuclear y convencional; y abrirá un nuevo horizonte de investigaciones en ciencias básicas y aplicaciones basadas en el uso de técnicas neutrónicas avanzadas”.

 

Los trabajadores exigieron en su comunicado la reincorporación de todos los cesanteados, así como “la cancelación de la deuda y la continuidad inmediata de la obra", y se manifestaron en contra de "la privatización de la futura producción del RA-10, por una producción pública de radiofármacos al servicio de nuestro pueblo".

 

Caputo quedó en el ojo de la tormenta en las últimas horas por el accidente del martes en la obra de ampliación del aeropuerto de Ezeiza , donde un andamio cayó y causó la muerte de un capataz, así como varios heridos de gravedad. La obra está cargo de TGLT, desarrolladora inmobiliaria que se había fusionado con la empresa del amigo presidencial.

 

Además, Caputo aparece como parte del acuerdo Nación-Ciudad para ceder terrenos del puerto de Buenos Aires a negocios inmobiliarios. 

27 de septiembre de 2019                                   P 12