Luego de la crisis sin precedentes que sufrió por la pandemia de Covid-19, el sector del turismo se recupera a pasos agigantados. El fin de semana largo de Semana Santa se movilizaron cerca de 5 millones de argentinos y argentinas, entre aquellos que se alojaron en otras ciudades y aquellos que salieron solo por el día. El número superó incluso los registros prepandémicos de 2019 y vino acompañado de un gasto elevado por persona.